Contra la impunidad, memoria, verdad y justicia. Plaça del Diamant de Barcelona, 24 de marzo de 2011

Hace 35 años un 24 de marzo de 1.976 un golpe de estado cívico-militar, tomó el poder en Argentina. Dando comienzo así a un plan sistemático de exterminio sobre la población; con el objetivo de someter a la sociedad e imponer el modelo económico neoliberal. Utilizando para este fin la herramienta del terrorismo de estado.

Siete años de dictadura, con mas de 300 centros clandestinos dejaron como saldo 30 mil desaparecidos, más de 500 niños apropiados por los asesinos de sus padres, incontables presos políticos, exiliados y desocupados además de toda una sociedad silenciada y atemorizada.

Los asesinos no nos han vencido.

Jorge Rafael Videla es quizás el hombre que sintetiza el horror en la Argentina moderna. Tirano entre 1976 y 1981, es el responsable político y militar de los 30 mil desaparecidos, de los centros clandestinos de detención, y miles y miles de sesiones de torturas, de miles de violaciones, de saqueos, de asesinatos. Fue el responsable de que los argentinos no fuéramos libres, sino esclavos y presos en nuestro propio país. Y fue, claro, la cabeza de la implantación del modelo económico liberal de José Martínez de Hoz que achicó el Estado, sextuplicó la deuda externa y produjo una feroz concentración de la riqueza y un empobrecimiento generalizado de los sectores populares. Porque Videla no fue sólo el horror, fue la cara visible de una Argentina despótica que recién ahora está siendo sepultada por la justicia. Fue el rostro de un plan político, militar, económico, cultural y social dirigido a domesticar y disciplinar a los ciudadanos. Por eso, que el 22 de diciembre del 2010 haya sido condenado a cadena perpetua en carcel comun y efectiva es el paso más importante que se haya dado en la materia después del juicio a las juntas. Y consiste en un mensaje inequívoco para la sociedad: El que quiebra el orden constiucional, el que mata, el que tortura, el que viola, tarde o temprano, indultos mediante, pese a quien le pese, termina pagando sus culpas. Esa es una lección que deberían aprender todos los golpistas: los de ayer, los de hoy y los de mañana.

Gracias a la lucha contra la impunidad de las Madres y Abuelas de la plaza de mayo, los sobrevivientes de los campos de exterminio, H.i.j.o.s. , los familiares y organismos de derechos humanos. Podemos decir con orgullo que los criminales genocidas están siendo juzgados y condenados, que más de 100 de esos niños apropiados han podido recuperar su identidad, que estamos transformando los campos de concentración en centros para la promoción de los derechos humanos y que nuestra lucha no se acabará hasta que todos los responsables hayan sido juzgados y todos nuestros hermanos apropiados hayan recuperado su identidad robada.

Este 24 de marzo los invitamos a acompañarnos. En una nueva reafirmación de nuestro compromiso en la lucha contra la impunidad allí donde estemos, en la reafirmación de la búsqueda de verdad y justicia. Porque ningún pueblo puede permitirse perder la memoria sin arriesgarse a repetir sus errores del pasado.

¡ Contra la impunidad, memoria, verdad y justicia!

 

Convocatoria en Barcelona: Plaça del Diamant en el barrio de Gracia metro Fontana.

 

Programa:

A partir de las 12 h. habrá juegos y actividades.

18 h. proyección de cortos documentales

19:30 h. Intervención de Antonio Doñate, magistrado jubidado y ex profesor de la Escola Judicial, entre otros

 

Organizado por H.I.J.O.S. Barcelona y la Plataforma contra la impunitat, con la colaboración de Fil Roig.

  1. Encara no hi ha cap trackback.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: